Una PC que se apaga sola puede significar diferentes tipos de problemas. Desde descuidos como la fuente de alimentación con el voltaje incorrecto o el cargador de la notebook con especificaciones inferiores al mínimo requerido, por ejemplo, hasta situaciones más graves que involucran la instalación de hardware. Además, la salud misma de los componentes puede ser una de las causas.

Si tienes una PC apagándose, consulta las siguientes posibles causas y soluciones. Es de destacar que, como los problemas a menudo tienen una relación directa con el hardware, es necesario abrir la computadora o notebook para solucionarlo. Si no estás seguro, es importante considerar utilizar un profesional calificado.

Voltaje de fuente y especificaciones del cargador

El detalle puede parecer tonto, pero es suficiente para evitar que la computadora se encienda o apague en unos momentos. Verifica en la face de la fuente de alimentación, que mira hacia afuera, que el selector de voltaje esté en la posición correcta, indicando el voltaje que usas en tu hogar. Si no notas la presencia del selector, tu fuente debería ser capaz de alternar sola entre diferentes voltajes.

Para los usuarios de portátiles, es interesante observar los datos de salida de potencia anotados en el cuerpo del cargador de la computadora y asegurarse de que sea compatible con la notebook. Es común que una falta de atención al comprar un nuevo modelo termine causando problemas de una fuente que es insuficiente para la computadora.

Comprueba si el ventilador de la computadora está funcionando

Cuando enciendes tu computadora, una de las pruebas del sistema es sobre el control de la temperatura del procesador: si la verificación falla, con un enfriador defectuoso, por ejemplo, la PC evita la continuidad del arranque y se apaga para preservar el procesador y evitar que el calor dañe las delicadas y microscópicas de las estructuras internas  de la CPU.

En general, tu PC emitirá un pitido e incluso puede mostrar algo en la pantalla que indica un problema con el ventilador de la CPU antes de apagarse. Si es así, la solución es abrir la computadora, intentar encenderla nuevamente y ver si el ventilador da una señal de vida. Si no gira, deberás reemplazar la pieza.

Este consejo también puede ser interesante para otros diagnósticos relacionados con la temperatura. Si tu ordenador no tiene pasta térmica, o usa un compuesto muy antiguo, es posible que en unos momentos tu PC se caliente mucho y se apague para preservar sus partes.

Testea la fuente de energía

Si tu PC se enciende y apaga sola, o simplemente no se enciende, el problema puede estar relacionado con el voltaje de la fuente de alimentación. Otra posibilidad tiene que ver con fuentes de baja calidad, o simplemente de tamaño insuficiente para las necesidades de tu sistema. Un consejo es probar la computadora con otra fuente, tratando de detectar si la máquina funciona mejor con el intercambio.

Las PC, especialmente aquellas con tarjetas gráficas potentes y muchos periféricos y unidades de almacenamiento, terminan requiriendo un mayor suministro de energía de la fuente. Si la fuente no tiene margen para manejar esta demanda, su computadora puede tener varios problemas de rendimiento. Una de estas situaciones es el riesgo de apagarse solo por falta de energía.

Intenta ejecutar herramientas de diagnóstico

Mucho más común en las notebooks, algunos BIOS y sistemas tienen herramientas de diagnóstico de hardware incorporadas. Si tu ordenador permanece encendida durante unos minutos antes de apagarse por sí sola, puede ser interesante ejecutar estas aplicaciones para probar los componentes en busca de signos de problemas. A menudo, el uso de estas características es suficiente para encontrar algo incorrecto en la máquina, ya que esto puede conducir a una solución.

Intente reinstalar componentes

Un posible problema se centra en componentes sueltos o componentes mal asentados dentro de la PC. Memoria, tarjeta gráfica, el procesador, disco o cables que conectan los SSD; todos pueden causar una serie de problemas si se instalan incorrectamente.

En general, las memorias, las tarjetas de video y los ventiladores de procesador son las partes más frecuentes de este problema.

Restablecer BIOS a la configuración predeterminada

Los apagones también pueden ser causadas por overclocks muy ambiciosos, o algún tipo de intervención torpe en la configuración interna del BIOS. Para corregir estos problemas, puede acceder a la interfaz de control de componentes en tu ordenador y realizar el procedimiento de restablecimiento a la configuración de fábrica.

Dado que el BIOS es un sistema aislado dentro de la PC, puede realizar este reinicio sin temor a perder sus datos, ya que el procedimiento no interfiere con lo que se guarda en los SSD y discos duros del sistema.

Otro punto interesante podría ser tratar de actualizar el BIOS a una versión más nueva.

Problemas de hardware más serios

También existe el riesgo de que algún componente central de tu ordenador, como la placa base, por ejemplo, pueda terminar su vida útil y dañar algunos de los miles de componentes electrónicos y circuitos que lo hacen funcionar. En este caso, el problema puede ser muy difícil de identificar y se requiere una inspección minuciosa por parte de un especialista en electrónica.

Si tu ordenador es muy antigua, con más de 7 años de uso ininterrumpido y ninguno de los consejos anteriores funcionó, es muy probable que el problema esté relacionado con componentes desgastados que no pueden funcionar en condiciones normales. La mayoría de las veces, la reparación no es factible, ya que es necesario reemplazar las partes involucradas.

[Total:0    Promedio:0/5]